«La única manera de cambiar la mente de alguien es conectar con ella a través del corazón»

Rasheed Ogunlaru


CONTENIDO

  • LA INTELIGENCIA EMOCIONAL: EL MOMENTO PRESENTE
  • ¿ QUÉ SE PUEDE HACER DESDE CASA?
  • ¿ QUÉ SE PUEDE HACER DESDE LA ESCUELA?
  • QUÉ NOS APORTA SER EMOCIONALMENTE INTELIGENTES

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL: EL MOMENTO PRESENTE

Después de 12 años trabajando en una institución educativa con alumnos, educadores y padres he podido experimentar de cerca la importancia tanto para los padres como para los hijos de sentirse acogidos, guiados y acompañados. Cada niño es un mundo que proviene de una estructura familiar particular, con sus vínculos y relaciones y la escuela es un marco de aprendizaje pero también lo es social y relacional. Los educadores, en cuyo lado siempre me he posicionado porque hacen una labor muy importante, se ven cada vez más necesitados de herramientas que tiendan a cuidar las personas y su interior para poder abrir su mente a los conocimientos.

¿Pero cómo conseguir esto? ¿Qué hacer para crear climas creativos, cooperativos pero sobretodo ricos en conocimientos y relaciones?

Es evidente que debemos trabajar en equipo, familia, escuela y profesionales, dirigirnos hacia un mismo objetivo que no es otro que conseguir individuos autónomos, equilibrados, adaptados y sobretodo con una buena inteligencia emocional que les ayude a alcanzar sus objetivos y a hacerlo de una manera equilibrada y connatural con el devenir de la vida.

¿QUÉ SE PUEDE HACER DESDE CASA?

Los padres deben coordinar sus pautas educativas y establecer un marco donde las rutinas, constumbres, normas y valores ayuden a sus hijos a tomar referentes donde reflejarse y poder aprender. Deben hacerse preguntas sin miedo a las respuestas y deben, desde su responsabilidad, educar personas emocionalmente responsables. Hablar el lenguaje emocional supone también para los padres un aprendizaje de nuevas maneras de aproximarse a sus hijos y sobretodo de ofrecer buenos modelos para sus hijos.

¿ QUÉ SE PUEDE HACER DESDE LA ESCUELA?

La escuela necesita incorpar herramientas que faciliten el desarrollo de competencias emocionales. Conectar con sus alumnos desde la emoción y hacerles sentir importantes y dueños de su futuro. Empezar la jornada con un ejercicio de respiración tranquilo, para ayudar a focalizar la atención del resto de la actividad podría ser una opción positiva, pero también ayudar a los pequeños a identificar sus emociones básicas y ayudarles a sentirse escuchados y comprendidos por los otros. Cualquier momento es valido para parar unos minutos para sentir y desde ahí poder aprender. La pausa , la escucha son buenas herramientas para ordenar y ayudar a crecer desde la confianza y la seguridad.

Esperemos y confiemos que la inteligencia emocional sea cada vez más trabajada en los ámbitos educativos, en la familia y en la sociedad en general.

¿QUÉ NOS APORTA SER EMOCIONALMENTE INTELIGENTES?

Acercarnos a nuestro potencial emocional nos ayudará a:

  • Conocernos mejor
  • Establecer relaciones sociales satisfactorias
  • Regular nuestros impulsos
  • Ser conscientes de nuestras emociones y lo que provocan en nosotros
  • Encontrar soluciones a nuestros conflictos
  • Fijarnos metas y lograr resultados
  • Conseguir levantarnos de nuestros baches buscando nuevas motivaciones
  • Augurarnos una vida más completa y con más bienestar

Valga de ejemplo el vídeo grabado en un colegio de Gavá (Barcelona) con la profesora de infantil Luz Guerrero.

https://www.youtube.com/watch?v=PQE4WqQSOcQ

Cristina López Méndez
Psicóloga y Logopeda

Desde BonaMind creemos que todo es posible con conexión, emoción y motivación.

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú