” Tratar a nuestro cerebro con amabilidad y siendo responsable es fundamental
para prevenir enfermedades neurodegenerativas u otro tipo de dolencias.”
Laura Rojas Marcos

Así como nuestro cuerpo envejece con el tiempo también lo hace nuestro cerebro,
sin embargo los últimos descubrimientos sobre la plasticidad cerebral ponen el
énfasis en el entrenamiento cerebral como un factor de prevención de su deterioro
así como una mayor longevidad de sus funciones. Sabiendo que es el órgano
responsable del origen de nuestro ser, necesitamos cuidarlo y protegerlo.

¿Te animas a entrenar?

1. Ejercita un buen hábito de sueño. Nuestro cerebro se regenera mientras
duerme. No duermas menos de 6 horas y procura obviar el móvil o la tablet
antes de dormir. Cuida el ambiente en tu dormitorio y realiza actividades
transitorias antes de dormir como leer, rituales de belleza, …
2. Diez minutos al día deja vagar la mente. Sabemos que la mente mantiene
una actividad constante, incluso cuando dormimos, así que dejarla
descansar sin pensar en nada especial sino divagando puede ayudarnos a
enriquecer nuestras ideas y ser más creativos. Podemos incluso realizar una
actividad rutinaria mientras nuestra mente no recibe ningún imput
especial.
3. Conecta con tu momento presente. Practicar mindfulness o dedicar unos
minutos a la meditación cada día te ayudarán a focalizar tu atención y
sentirte con mayor equilibrio y armonía.
4. Presta atención a tus emociones. Ellas te informan de cómo va tu vida y
que puedes hacer para mejorarla. Aprende a dialogar con ellas y a
localizarlas en tu cuerpo. No las juzgues y exprésalas a través de una buena
conversación o con la escritura. Mejor fuera que dentro y mejor bien
reguladas que ser raptados por su intensidad.
5. Realiza ejercicio físico. No importa la actividad que realices pero mueve tu
cuerpo para ayudar a tu cerebro a sentirse más positivo así como a
potenciar tu memoria y concentración. Éstos y muchos otros son los
beneficios de la práctica regular de ejercicio físico así que cálzate unas
zapatillas y empieza sin prisa pero sin pausa. Haz ejercicio cardiovascular,
realiza estiramientos, juegos de coordinación y lateralidad, activa tus
sentidos (contempla tu entorno, escucha tu respiración,…).
6. No olvides jugar a algo. Un enfoque lúdico y positivo en nuestra vida nos
ayuda a afrontar los retos diarios con mayor provecho y éxito. Nunca dejes
de celebrar tus triunfos, no postergues lo que te hace feliz y prémiate
cuando hagas cosas que te cuestan. Introduce el juego en grupo como fuente
de socialización y dedica un tiempo diario a jugar contigo, puede ser delante
del espejo haciendo el tonto, inventar algún cuento para tus hijos, un juego
de móvil, …
7. Cuida lo que comes. Interésate por los temas de nutrición y procura
alimentarte correctamente para nutrir a tus neurotransmisores que son las
células fundamentales de tu cerebro. Una alimentación sana y variada te ayudara a sentirte con más energía y mayor equilibrio. Potencia la dieta mediterránea y limita el consumo de azúcar, la cafeína y el alcohol.
8. Ejercita tu voluntad. Es importante no dejarse llevar por la desidia o el
desánimo. El cerebro tiende a acomodarse y a engañarnos con el menor
gasto energético. No postergues y sigue tu plan. No escuches las sugerencias
de tu mente que te llenan de dudas y de indecisiones y lánzate a la acción.
Nada se consigue sin algo de esfuerzo y determinación. Si quieres, puedes.
Adelante, pues.
9. Rompe tus rutinas y desafía a tu mente. Atrévete a hacer algo diferente y
que no pensabas que podías. Desde una manualidad, un curso de fotografía,
un taller de cocina. La novedad fuera de la rutina mantiene nuestras
neuronas activas.
10. Ejercicita el hábito a base de repetir. Si conoces lo que quieres y sabes
como hacerlo. No lo dudes y repite, repite hasta integrar el nuevo
comportamiento en tu vida. Todo se aprende a base de ejercerlo una y otra
vez.

Finalmente no olvides condimentar todos estos pasos de tu entrenamiento
con mucho amor tanto hacia ti como hacia los demás. Cuidarnos a nosotros
es fundamental para poder cuidar a los demás.

¡Feliz entrenamiento! ¡Vamos, tu puedes!

Cristina López
Psicóloga.
Desde Bonamind pensamos que todo es posible con conexión, emoción y
motivación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú